Sábado, 26 de mayo de 2018. Dos horas y seis minutos duraría la marcha de la Ruta de las Huertas con un recorrido circular de algo más de 8 km. Ritmo pausado, climatología adecuada, convivencia, amistad y más estrechamiento de los lazos asociacionistas. Destacar como gran novedad la edad de uno de los participantes: 11 meses. Martín, nieto de los socios Pepe Peñalba y Sofía, realizó toda la ruta, bien en el cochecito, bien en los hombros de su abuelo. Se disfrutó del verdor y los productos de las huertas egabrenses, así como del discurrir del agua de los arroyos Valdemoro, La Perdiz y El Chorrillo.

Finalizada la ruta se descansó en el mismo bar Acuario, lugar del posterior almuerzo. A partir de las 14:30 horas se disfrutó de buena cerveza, buen vino, refrescos..., para acompañar a frescos altramuces, patatas, aceitunas, anchoas, lechuga baby aliñada, surtido de jamón y queso, morcilla, chorizo, calamares fritos, lomo de orza, pinchitos, flamenquines... Una jornada espléndida que se alargó hasta bien entrada la tarde (chupitos, café, licores, combinados, helados...). Para algunos, bien entrada la noche...

Un total de 16 asistentes hicieron realidad la actividad de la Ruta de las Huertas. El actual presidente Francisco Amo Calvo agradeció a los asistentes su apoyo y participación, haciendo hincapié en lo importante de afianzar, aún más, el carácter social, deportivo y cultural de nuestra asociación, aspectos que con la Ruta de las Huertas se cumplían fehacientemente.